CULTURA, AVENTURA  Y MUCHO MAS

 

Marruecos

Desde las dunas del Sáhara a las cimas del Alto Atlas, Marruecos, tierra de contrastes, es el paraíso para el viajero. La exótica puerta de África tapizada de idílicos paisajes, al igual que sus alfombras de vistosos diseños y mil colores.

Te invitamos a descubrir  los montes que brindan sencillos y sublimes placeres, los brillantes cielos nocturnos o los esponjosos bancos de nubes.

Marruecos

 

Elegir los destinos a visitar no será tarea fácil, ya que tendrás que decidir entre subir al pico más alto del norte de África, disfrutar de sus parques naturales, pasear en dromedario por las dunas del Sahara, comprar en los zocos o perderte en las medinas de sus ciudades.

Ciudades imperiales como Fez, capital religiosa, cultural e intelectual, la cosmopolita Casablanca, la visitada Marrakech, Meknes, catalogada como patrimonio de la humanidad, y Rabat, capital del reino y mezcla de tradición y modernidad, merecen una viparada.

Otras ciudades y pueblos menos majestuosos, pero no por ello con menos encanto son la bohemia Essauira, denominada la perla del Atlántico, con su encanto y aroma marinero. Chefchauen, un reino de calles azules y blancas, que juegan contigo para perderte en su laberinto de siete puertas, capaz de trasladarte a otro tiempo y trastocar tu ritmo, en el que la prisa no existe y dicen que mata.  Asilah, Tanger o Ifrane nos brindan la oportunidad de disfrutar y perdernos por zocos y medinas más tranquilas.

Al sur encontrarás abruptas costas, cascadas y cuevas en cerros boscosos, paradisiacas playas y el imponente desierto, un variopinto territorio que da forma a los sueños del visitante, pero también modela las vidas de bereberes, árabes y saharauis.

Pero el verdadero secreto para conocer Marruecos es dedicar tiempo suficiente a ver pasar la vida junto a los lugareños.

Te ofrecemos viajar con nosotros, los guías locales, para que Marruecos te llegue en primera persona.