CAMINO AL DESIERTO DESDE FEZ

Para llegar de Fez al Desierto de Merzouga cruzamos el Medio Altas por el paso de Tizi N’talghom a 1.907 metros y las gargantas del Ziz Y Ksour. Por el camino nos encontraremos con Midel, Azrou e Ifrane.

Midelt 

Ciudad y centro comarcal situado en las faldas del monte Ayachi,  junto a un pequeño río que drena en el extenso oasis del valle del Muluya, a 1488 metros de altitud. Cuenta con una población de 45.000 habitantes.

El mayor interés de la ciudad de Midelt es su emplazamiento en el corazón del Atlas que ofrece vistas maravillosas sobre los montes de los alrededores y puede ser una base adecuada para hacer senderismo en el macizo del Atlas Alto y las magníficas vistas de la montaña Jebel Aachi con sus picos cubiertos de nieve. 

Azrou

Pocos son los viajeros que llegan hasta Azrou para visitar la ciudad, ya que son sus bosques de cedros los que han hecho famosa a la zona.

El habitante más famoso de estos bosques es el Gran Cedro Gouraud, el cedro milenario más grande de la región. Por desgracia, murió hace pocos años por una plaga de procesionarias.

A escasos metros del Cedro Gouraud encontraréis puestos de souvenirs, de bebidas y de cacahuetes. Estos últimos puestos han creado su negocio gracias a los cientos monos de que habitan la zona.

lo más interesante de la ciudad es la pequeña medina, donde podréis encontrar tiendas y talleres de tallas de madera y alfombras.

Ifrane

Conocida también como la Suiza de Marruecos, es una ciudad de 30.000 habitantes situada en el Atlas Medio en Marruecos y capital de la provincia del mismo nombre.

Se sitúa en una zona montañosa a 1.713 metros de altitud y posee un clima frío, lo que ha influido en su urbanismo de estilo centro-europeo. Además, este clima ha hecho de Ifrane un gran destino turístico para las familias marroquíes, que van allí para esquiar y practicar otros deportes de invierno.

A pesar de que Ifrane es muy conocida por su belleza natural y sus paisajes, hay mucho que ver más allá de las cascadas y los bosques. Por ejemplo, encontrarás un mausoleo en la ciudad que data del siglo XVI. Toda la estructura es de color azul con mosaicos, motivo por el que se le conoce como Mausoleo Azul. Durante siglos ha sido un lugar de peregrinación, escondido en el valle de cipreses y olivos que lo rodea. También existen antiguas viviendas trogloditas en la ciudad, que ahora son utilizadas como almacenes o establos.

La Universidad privada de Al Akhawayn opera bajo el modelo americano y ofrece estudios en inglés. Se ha convertido en un centro de ciencias que compite con las principales instituciones académicas de todo el mundo, y a menudo recibe el apelativo del ‘Harvard del mundo árabe’. La universidad recibe actualmente 1.000 estudiantes de 17 países diferentes.
Esta institución de Ifrane, cuyo nombre hace referencia a las relaciones fraternales que han vinculado al difunto Rey Hassan II y a el Rey Fahd bin Abdulaziz de Arabia Saudita, dispone de los equipos más avanzados y necesarios para impartir cursos que van desde Humanidades hasta Tecnología de la Información y la Comunicación (NTIC).

Parque nacional de Ifrane

Representativo por su figura de piedra el león, uno de los animales que antiguamente habitaba allí, es un área protegida en la cordillera del Atlas medio. Tiene una extensión de 500 kilómetros cuadrados. Gran parte del parque está cubierto de bosques como el cedro del Atlas.  Es uno de los pocos hábitats que quedan para el mono de Berbería. Este primate prehistórico tenía una gama mucho más amplia en el norte de África, pero en la actualidad sobrevive como una especie en peligro de extinción en hábitats estrictamente restringidos.