CASABLANCA

Casablanca, Ciudad Imperial. Principal y mayor ciudad de Marruecos, con más de tres millones de habitantes. Es el corazón cosmopolita, industrial y económico del país.

Casablanca

 

Que ver en Casablanca

Mezquita de Hassan II

Es imprescindible la visita de la Mezquita de Hassan II. Una obra faraónica sufragada por todos los marroquíes en suscripción popular terminada en 1993. Está situada sobre la playa cercana al puerto a la playa y a la medina, y se alza majestuosa rematada por su minarete de más de 200 metros de altitud, el más alto del mundo. Su exterior ocupa más de 30.000 metros cuadrados, generando capacidad para más de 90.000 personas. Además es la única Mezquita que puede ser visitada por los no musulmanes.

Torre del Reloj

Es uno de los emblemas de Casablanca. Esta Torre del Reloj fue construida en 1911 por el capitán francés Dessigny con el objetivo de convencer a los habitantes de la ciudad de la necesidad de acostumbrarse al ritmo de vida marcado por la sociedad industrial. Sin embargo, la que observamos hoy no es la original, sino una réplica. En 1948 se derribó porque se encontraba en unas condiciones precarias y no fue reconstruida hasta 1993

Mercado Central

Este interesante mercado se encuentra rodeado de edificios de la época colonial francesa. Fue creado durante esa época para atender a las peticiones más selectas de los europeos que vivían en Casablanca. En la actualidad sigue siendo el mercado más importante de Casablanca. Allí podrás encontrar de todo: desde pescado y carne hasta mucha variedad de especias.

Plaza Mohammed V

En contraste con la de las Naciones Unidas, esta es una de las plazas más bonitas de la ciudad. Está considerada el corazón de Casablanca y contiene numerosas joyas arquitectónicas. Muchos de los edificios que la rodean son de estilo mudéjar (que combinan influencias marroquíes y francesas). Entre ellos destacan el Palacio de Justicia, el Consulado de Francia, el Banco Nacional o la Prefectura. Es un espacio tranquilo donde relajarse y disfrutar de la preciosa arquitectura.

Catedral del Sagrado Corazón

También conocida como Catedral de Casablanca, en realidad no es ninguna catedral. Se la nombra así por su aspecto monumental, de estilo neogótico. Fue construida en 1953 para dar servicio a la comunidad católica que residía en Casablanca pero su etapa como iglesia duró pocos años. En 1956, con la independencia política del país respecto a Francia y España, perdió fieles católicos y dejó de funcionar. En la actualidad se utiliza como centro cultural.

Twin Center, las torres gemelas de Casablanca

Con 118 metros de altura cada una, estas dos torres gemelas son las más altas de Marruecos. Ambas tienen 28 plantas y fueron construidas en 1998. En su interior se encuentra el segundo centro comercial más grande de África, un supermercado y multitud de tiendas.

Quartier Habous o Nueva Medina

Aunque caiga un poco alejada del centro de la ciudad, merece la pena acercarse. Es mucho más tranquila y auténtica que la vieja, sin tantas aglomeraciones ni turistas. Si quieres comprar alguna artesanía local, este es uno de los mejores sitios para hacerlo.

Palacio Mahkama du Pacha

Este es uno de los mejores tesoros de la ciudad, aunque para visitarlo no es fácil. No siempre te dejan entrar y si tienes suerte, debes visitarlo con un guía, ya que se utiliza como corte de Justicia. Está ubicado junto al mercado del barrio y sus interiores son espectaculares

Santuario de Sidi Abderrahman

Esta es una de las cosas más curiosas que hacer en Casablanca. El sitio esconde una historia bastante fascinante. Sidi Abderrahman, considerado santo por algunos musulmanes, vino de Bagdad en el siglo XIX y se instaló en este islote. El morabito vivió allí hasta el fin de sus días y en la actualidad es un sitio de peregrinación.
El acceso al templo donde está enterrado Sidi Abderrahman está prohibido para los no musulmanes. El resto se puede visitar.

Palacio Real de Casablanca

El Rey de Marruecos tiene Palacios Reales en todas las ciudades importantes de Marruecos y Casablanca no es ninguna excepción. El Palacio Real de la ciudad se encuentra en el Quartier Habous. La entrada al edificio está prohibida, igual que en todos los Palacios Reales del país, aunque sí es posible conocer sus puertas (previo permiso de los guardias)

Museo del Judaísmo Marroquí

Es el único museo judío en todo el mundo árabe, hecho que lo hace todavía más especial. Allí aprenderás un poco más sobre la historia del país y sus religiones.

Que hacer en Casablanca

  1. Pasear por la Corniche o paseo marítimo hasta el Faro del Hank es otra de las actividades obligadas en Casablanca.
  2. Ir de compras al Centro Comercial Anfaplace: Está ubicado en la misma Corniche y cuenta con 3 plantas y más de 80 tiendas donde entretenerte. Casablanca tiene más centros comerciales que cualquier otra ciudad del norte de África.
  3. Ir de compras por el zoco: Casablanca es la ciudad más moderna de Marruecos, pero también conserva su medina antigua, que contrasta muchísimo con las grandes avenidas de la ciudad. Comparada con otras medinas de otros destinos bastante turísticos de Marruecos, la medina de Casablanca es bastante pequeña y menos auténtica. Hay que tener en cuenta que un terremoto en 1755 la destruyó casi por completo y que en los últimos 100 años se han llevado muchísimos cambios urbanísticos en la ciudad.
  4. Ser Humphrey Boghart en el Rick’s Café: Este café nunca existió, ya que la película se filmó entera en Hollywood. Los turistas visitaban Casablanca y no conseguían dar con el café, hasta quefinalmente, tras muchas decepciones y una gran expectación, la ciudad decidió construirlo tal y como aparece en la película.
  5. Pasear por el Barrio Art-Decó y sorprenderse con sus edificios: Justo al oeste de la Plaza Mohammed V se encuentra el denominado Barrio Art-Decó.  A lo largo de la concurrida avenida Mohammed V, podrás disfrutar de numerosas fachadas de este movimiento artístico que transformó parte de la ciudad.
  6. Relajarse en el Parque de la Liga Árabe
  7. Tomar algo en el Sky 28: No puedes irte de Casablanca sin conocer la ciudad desde las alturas. Para ello, lo mejor que puedes hacer es subir al piso 28 del Twin Center, donde se encuentra el restaurante Sky 28. Aunque los platos están bastante por encima de la media de Casablanca, es un lugar que merece la pena. Especialmente por la noche, con un cóctel en la mano, con música de fondo y Casablanca a tus pies.
  8. Comer un dulce en la pastelería Bennis Habous: Si ninguna de las atracciones anteriores del Quartier Habous te llama la atención, al menos podrás aprovechar tu visita al barrio disfrutando de la típica repostería marroquí. La pastelería Bennis Habous es una de las más famosas de la ciudad y probar alguno de sus dulces es algo recomendable que hacer en Casablanca.
  9. Ir de compras al Morocco Mall: Es el centro comercial más grande de África. Se encuentra en las afueras de la ciudad, aunque se puede llegar perfectamente andando desde la mezquita Hassan II. Aproximadamente tardarás unos 40 minutos a pie. En el centro comercial tendrás una infinidad de opciones: muchísimas tiendas, restaurantes e incluso una pecera con tiburones que te traslada a los centros comerciales de Dubai.
  10. Derb Ghallef en busca de productos electrónicos: Aunque en este zoco puedes encontrar de todo, básicamente es atractivo porque hay muchos aparatos electrónicos, especialmente móviles. Muchos son falsificaciones y otros, probablemente, robados. También encontrarás muchísimas películas pirateadas. Sin lugar a duda, es una de las cosas más divertidas que hacer en Casablanca.
  11. Divertirte en el Parc Sindibad: Si cuentas con varios días en Casablanca y viajas con niños puedes visitar el parque de juegos Sindibad. Ideal para desconectar del agobio de los mercados marroquíes y ofrecerles un poco de diversión. Respecto a la entrada, los precios son realmente económicos: 75 dirhams la entrada con atracciones ilimitadas.