FEZ

La más antigua de las ciudades imperiales, fundada en el 808 como primera capital política, religiosa y cultural. Podéis comenzar la visita por las Puertas Doradas del Palacio Real y posteriormente, desde un punto elevado observar la muralla que encierra su impresionante y antigua medina, que podéis recorrer a pie experimentando las múltiples sensaciones que despierta. Paseando por ella se descubren mezquitas y medersas, karabansarais y lugares religiosos, barrios temáticos, como  el barrio de los curtidores y el barrio de los artesanos. Ellos trajeron su conocimiento desde España y han mantenido el arte y estilo andalusí hasta nuestros días dando a Fez el merecido nombre de la ciudad de los artesanos. 

Fez

 

Que ver en Fez

  • Bab Boujeloud, la Puerta Azul

La Puerta Bab Bou Jeloud es una preciosa puerta monumental, compuesta por tres arcos de herradura simétricos con una rica decoración compuesta por azulejos de tonos azulados.

Construida en 1913, la Puerta Bab Bou Jeloud es el acceso principal a la Medina Fez el-Bali, la zona más antigua y con más encanto de la ciudad.

Atravesando la puerta se accede a la medina desde el noroeste, donde el camino se bifurca hacia la izquierda para entrar en Talaa Kebira (Gran Cuesta) y hacia la derecha, en Talaa Seghira (Pequeña Cuesta), dos de las principales arterias comerciales de la ciudad.

Una de las mejores formas de contemplar la actividad incesable que la rodea, es subir a la terraza de alguno de los restaurantes o cafés cercanos. Es un auténtico placer contemplar desde las alturas el ir y venir de los burros que cargan productos para su venta en la medina, o la gente que se para a charlar mientras hacen algunas compras.

  • Madrasa Bou Inania

La Medersa Bou Inania, inaugurada en el año 1350, es una de las escuelas coránicas de estudios superiores que a su vez ejercían como residencias.

La Medersa Bou Inania fue renovada en el siglo XVIII y posteriormente en el siglo XX, por lo que en la actualidad es una de las mejor conservadas de la medina, capaz de dejar testimonio de la riqueza de la antigua ciudad de Fez.

El Museo de Arte y Artesanía de la Madera se aloja en un edificio del siglo XVIII, magistralmente restaurado y que expone la obra de decenas de artesanos de la ciudad. Se trata de una colección compuesta por infinidad de objetos tradicionales marroquíes realizados en madera, la mayoría de ellos tallados a mano, como herramientas, instrumentos musicales, puertas o muebles.

  • Las fuentes de Fez

En tu paseo por la medina encontráras más de sesenta fuentes públicas. Originariamente era el suministro de agua limpia y gratuita para los vecinos, ya que inicialmente no llegaba agua a las viviendas.

Esas fuentes son buena prueba de que el tiempo está congelado en la medina de Fez. Muchas de las casas siguen sin tener suministro de agua y sus habitantes siguen acudiendo a ellas para abastecerse. Pero, en los barrios nuevos de la ciudad, las fuentes siguen siendo fundamentales y siguen formando parte del paisaje.

  • Mausoleo de Moulay Idrís II

El Mausoleo (Zaouia) de Mulay Idrís II es un santuario dedicado al que fue rey de Marruecos entre los años 807 y 828 y fundador de la ciudad por segunda vez en el año 810.

Mulay Idrís, patrón de la ciudad de Fez, es el santo más venerado de todo el país y se cuentan por miles los musulmanes que visitan el mausoleo para obtener su bendición.

  • Madrasa Al Attarine

Situado en la entrada del extenso mercado de las especias y perfume de Fez, la exquisita Al-Attarine Madrasa (la 'Madraza de los Perfumistas') da una idea sobrecogedora de los puestos destartalados y adoquines desgastados por el tiempo de los zocos circundantes.

Construida por el Sultán Marinid Uthman II Abu Said a principios del siglo XIV, la madrasa una vez fue un centro importante para el aprendizaje y la espiritualidad. El patio central de demostración es el principal punto culminante de una visita, un suntuoso ejemplo de la arquitectura islámica, con ornamentados pilares, estucos tallados por expertos y magnífico zellij formado de azulejos esmaltados cortados a mano. Los visitantes también pueden observar la lujosa sala de oración y las residencias estudiantiles comparativamente escasas que dan al patio.

La Mezquita Al Karaouine es conocida por albergar la universidad más antigua del mundo, que compone uno de los más importantes centros de aprendizaje islámico.

Construida en el año 859, bajo el mandato de Fátima al Fihriya, y en continuo proceso de expansión desde su edificación, la Mezquita al Karaouine, también conocida como al Qarawiyyin, es uno de los mayores complejos arquitectónicos de Fez.
Biblioteca al Karaouine.

El sultán Abú Inán dotó a la Universidad al Karaouine de una biblioteca con un contenido muy rico que en 1613 llegó a superar la cantidad de 320.000 obras y manuscritos. Fue entonces cuando estudiantes y sabios comenzaron a desplazarse hasta Fez, convertida en capital de la ciencia y el conocimiento del Magreb.

Hoy en día la biblioteca aún conserva más de 30.000 obras, entre las que se incluyen algunos ejemplares raros y manuscritos únicos en el mundo.

  • Plaza Seffarine (la plaza de los caldereros)

Esta particular plaza tan recomendable se encuentra en la Medina Fez el-Bali, a pocos minutos de la mezquita Al Kourine y cerca del Mausoleo de Mulay Idrís. La plaza de los Calderos debe su nombre a que en su origen eran los artesanos caldederos los que se ubicaban en esta zona de la ciudad de Fez y afortunadamente sigue siendo un oficio que se conserva. Podemos ver a estos artesanos trabajar diariamente y ver los calderos y otros objetos que siguen fabricando diariamente, ya que es un oficio al que se dedican numerosas personas en Fez.

  • Curtiduría Chouwara

Las curtidurías se situaron a orillas del Río Fes desde la Edad Media para aprovechar los efectos limpiadores de una corriente que arrastra fuera de la ciudad todas las inmundicias de la medina y los residuos de una de las industrias más íntimamente ligadas a la historia de Fez.

Aquí se labró, durante siglos, gran parte del prestigio comercial de la ciudad santa de Marruecos. Las tenerías de Chouwara son las más antiguas de la urbe y, según los propios artesanos que trabajan las finas pieles bereberes, las más importantes de todo el norte de África.

Esta complicada maraña de pocetas donde se curten y tintan los pellejos de dromedario, vaca, oveja y cabra se construyeron en el siglo XIII y, desde entonces, son el epicentro de una de las actividades artesanales de mayor peso para la actividad comercial fesí.

  • Plaza R’cif y su puerta

  • Fez El-Bali

La Medina de Fes el Bali (en árabe, فاس البالي), es la parte más vieja y amurallada de la ciudad de Fez, Marruecos. Fue fundada por el idrisida Idris II en el año 809. El término el Bali contrasta con el del área llamada Fes Jdid la cual fue construida por los benimerines en 1276.

Fes el Bali contiene algunos de los más hermosos edificios de Marruecos, entre ellos dos monumentos construidos en el siglo IX que son la Mezquita de los Andaluces y la Mezquita de El-Qaraouiyyîn. La inmensa medina (la más grande de la ciudad de Fez y de hecho la más grande del mundo) ha conservado sus estructuras medievales. Es considerada como la mayor zona peatonal del mundo. Fes el Bali fue clasificada como Patrimonio de la Humanidad en 1981

  • Museo Dar Batha

Ubicado en un palacio hispano-árabe de finales del siglo XIX, el Museo Dar Batha alberga una extensa colección de arte y objetos de artesanía tradicional marroquí.

  • Mercado de Bodas – Kissariat El Kitafa

En la medina de Fez existen media docena de calles diferentes al resto donde se venden todo tipo de vestidos y trajes para hombres y mujeres de gama alta.

La conocida como Kissariat El Kitafah es sin duda el lugar ideal para apreciar de forma tranquila y pausada el trabajo de las telas y los bordados en cada uno de los ejemplares que se venden aquí.

  • Founduk artesanal – Foundouk Bousl Hame

En Fez resulta habitual ver y poder disfrutar del trabajo artesano en el interior de los fondouks. Uno de estos fondouks es el conocido como Fondouk Bousl Hame donde se trabaja para la creación de los instrumentos.

Es uno de los pocos fondouks de la ciudad que sigue apostando por la fabricación de un único gremio casi en su totalidad y resulta curioso ver parte del proceso de creación de una pandereta, un tambor...

  • Jardines Bu Yelud

Si queréis ir a una zona verde en la ciudad de Fez, el lugar que tenéis que conocer son los jardines Bu Yelud, se encuentran bastante cerca de la medina y son bastante tranquilos

  • Templo judío – Sinagoga Ibn Danan

La Sinagoga más importante de Fez se llama Ibn Danan y es un templo judío que data del siglo XVII hecho de mampostería cubierto de yesería.

Es un templo algo pequeño en comparación a las mezquitas de la ciudad pero bien vale la pena una visita además de que hace un par de décadas se restauró gracias al trabajo de la UNESCO.

  • Complejo Nejjarine

El sector de los carpinteros y ebanistas (nejjarine en árabe) es seguramente uno de los más bellos complejos urbanísticos y arquitectónicos de Fez. El lugar Nejjarine ofrece una parada que se agradece después de las de una larga visita. Su restaurada fuente del siglo XVII, en la actualidad, está decorado con magníficos mosaicos.

Situado al fondo del lugar, el foundouk Nejjarine cuya puerta de entrada se ve magnífica, que ha sido completamente renovado y que puede visitar, estaba en actividad hasta comienzos Del Siglo XX.

En este lugar totalmente enlosado, los encantadores frentes en madera clara de las tiendas combinan perfectamente con la madera de la puerta del foundouk. Cerca del lugar, en el zoco de los carpinteros, se pueden observar a los artesanos trabajan la madera. Recorriendo el museo sobre su izquierda, se pueden alcanzar la curtiduría Sidi Moussa, un poco más pequeñas que el de Chouara.

  • Zoco de especies – Souk Hena

  • Zoco de cerámica – Maristan Sidi Frei

  • Mercado central de Fez

El mercado central de la medina de Fez se encuentra ubicado muy cerca de Bab Bou Jeloud. En el mercado encontraréis sobre todo fruta exquisita de temporada y puestos donde venden carne variada. Este mercado es totalmente tradicional.
Collage

  • Mercadillo local – Mercado Mahrouk

Este mercadillo local es muy grande y se vende gran variedad de artículos sobre todo de segunda mano. Es un mercadillo autentico con muchos puestos donde elegir. Se encuentra ubicado enfrente de la puerta Bab Mahrouk.

Que hacer en Fez

  1. Hacer la ruta de los artesanos, un itinerario circular marcado con carteles que empieza en la Plaza Boujloud, y que nos servirá para hacernos una primera idea de la medina y de lo que nos podemos encontrar.
  2. Llegar hasta la puerta Bab Guissa del siglo X, al norte de la medina, y con la colina del cementerio judío en frente.
  3. Recorrer la Mellah, el barrio judío de Fez, situado junto al Palacio Real en la medina Fez el-Jdid, empezando por su calle principal Rue Mellah 
  4. Cenar comida tradicional marroquí en la terraza del Riad Rcif, con unas magníficas vistas de la medina.
  5. Ver desde los miradores de las tiendas la Curtiduría Chouwara, un espectáculo de olores y colores y ver el duro trabajo de los curtidores para colorear las pieles.
  6. Entretenerse en la calle Talaa Tabira, empezando en la puerta Bab Bou Jeloud, una de las arterias principales que cruza toda la medina, llena de tiendas de todo tipo.
  7. Ver el minarete verde y blanco de la la Mezquita de los Andaluces en el Barrio de los Andaluces.
  8. Escuchar los golpes al metal de los artesanos caldereros en la bonita Plaza Seffarine, una de las mejores cosas que ver en Fez.
  9. Entrar en la Medersa Bou Inania, una de las escuelas coránicas de Fez, con un precioso patio interior con paredes de madera talladas a mano.
  10. Visitar el Museo de las Armas, un fuerte militar del siglo XVI con unas vistas increíbles de la medina y una de las colecciones más importantes de armas de todo tipo.
  11. Hacer una foto desde el exterior al interior de la Mezquita Al Karaouine, conocida por tener la universidad más antigua del mundo, aunque solo puedes acceder si eres musulmán.
  12. No hacer caso de los guías falsos que intentan venderte un tour por la medina, al final se puede convertir en un tour por las tiendas de sus amigos.
  13. Si no queremos perdernos ningún detalle o curiosidad de la medina, es interesante reservar un tour con un guía en español oficial.
  14. Comer un buen tajine o cuscús en la terraza del restaurante Sekaya, con unas vistas espectaculares de la medina, una de las mejores cosas que hacer en Fez.
  15. Visitar la Medersa Attarine, con un precioso patio interior lleno de mosaicos con frases del Corán.
  16. Recorrer el Zoco de la Henna, al final de la calle Talaa Kebira, un mercado de artículos cosméticos y productos farmacéuticos tradicionales.
  17. Alojarse en un riad. 
  18. Visitar el Museo Dar Batha, llena de objetos tradicionales marroquíes. Ya solo por pasear por los patios del palacio, merece la pena.
  19. Pasear por la calle comercial Talaa Sghira, la hermana de la calle Talaa Tabira que también cruza la medina y de la que salen callejones por los que perderse.
  20. Echar un ojo desde el exterior al Mausoleo de Mulay Idrís, un santuario al que solo tienen acceso los musulmanes.
  21. Recorrer la Avenida Hassan II, en pleno centro del barrio nuevo, Ville Nouvelle, llena de tiendas, restaurantes, con jardines y fuentes en el centro de la avenida.
  22. Visitar la Sinagoga Ibn Danan en el barrio judío, con una Torá del siglo XVII escrita sobre piel de gacela y un sótano con un baño ritual judío.
  23. Hacerse una foto en las puertas de bronce del Palacio Real, una de las mejores cosas que ver y hacer en Fez.
  24. Palacio Real de Fez
  25. Ver preciosas alfombras en el Palais Quaraouiyine.
  26. Entrar en la Medersa Cherratine, menos decorada que otras pero interesante ya que te permite ver las habitaciones de los estudiantes, una de las mejores cosas que ver y hacer en Fez.
  27. Sobrecogerse al visitar el cementerio judío de El Mellah, con la colina llena de tumbas blancas.
  28. Encontrar el Zoco Nejjarine de maestros artesanos en carpintería, cerca del Museo de Arte y Artesanía de la Madera.
  29. Dejar el mapa y perderse por las callejuelas y los zocos.
  30. Visitar el Museo de Arte y Artesanía de la Madera, en una maravillosa fonda del siglo XVIII lleno de tallas de madera, en la que los artesanos marroquíes son unos verdaderos expertos.
  31. Pasear por el encantador barrio Andaluz de Fez, creado por la emigración de musulmanes del sur de España.
  32. Comprar y oler las especias del zoco Attarine cerca de la Medersa Attarine.
  33. Cerca del zoco de El Attarine encontrar el zoco de la Joutia, el mercado de la sal y el pescado.
  34. Al Norte del zoco de El Attarine, no dejar de visitar el zoco Ech Chabine, con un olor característico de las plantas medicinales que venden.
  35. Ver el exterior de La Zaouïa de Sidi Ahmed Tijani, una bonita mezquita-mausoleo en la que se encuentra la tumba de uno de los grandes santos.
  36. Cruzar la puerta Bab Bou Jeloud, también conocida como la “La Puerta Azul”, la puerta de acceso más importante y bonita de la Medina Fez el-Bali.
  37. Recorrer una parte de la gran muralla de Fez de siglos de antigüedad que protege la medina.
  38. Probar las hamburguesas de camello en el turístico Cafe Clock, con unas buenas vistas desde la terraza, cerca de la puerta Bab Bou Jeloud.
  39. Ver el atardecer y las puesta de sol sobre Fez desde Las tumbas Merinies.
  40. Uno de los imprescindibles que debéis hacer cuando estéis recorriendo las calles de la medina de Fez es deteneros en un horno tradicional y compraros algún dulce o plan recién hecho, están buenísimos y además os reconfortará el estómago