MARRUECOS CON NIÑOS

Niños

Les mostrarás que existen otros modos de vida diferentes del suyo a la vez que crearán recuerdos imborrables y te darán la oportunidad de acercarte más a la realidad del pais.

Marruecos no es un país con infraestructuras públicas de parques y columpios ni actividades para los niños tal y como podemos encontrar en Europa. Pero a cambio podemos ofrecerles cosas alucinantes como encantadores de serpientes, paseos en dromedario, zonas verdes con pantanos en las abruptas montañas del Rif, nieve y monos en Ifrane, desiertos y cascadas, ruinas romanas, medinas llenas de colores y aromas, medios de transporte pintorescos e impresionantes playas.

La elección del hotel será también muy importante ya que podemos compensarlos con una estupenda piscina o una tarde de juegos tras un duro día de callejear y visitar museos o un largo trayecto de coche por carreteras llenas de curvas.

Las recomendaciones para viajar a Marruecos con niños son las mismas precauciones que debemos adoptar en cualquier otro lugar, y casi todas nos las dicta el sentido común. Por ejemplo no perderlos de vista o llevarlos de la mano en lugares con mucha aglomeración o medinas y zocos donde pueden perderse con facilidad.

Al viajar con niños, deberemos adaptar la ruta y destinos a sus necesidades en función de su edad. El mejor destino es sin lugar a dudas el sur del país. El paseo a lomos de un dromedario y jugar con la arena o practicar “dunaboard” será toda una aventura.

Otra cosa que llamará su atención es el choque cultural y de modo de vida. Pueblos muy distintos a los que están acostumbrados, gente vestida diferente, carros por las calles y niños cuidando de los animales o cargados con fardos llamarán su atención. Tendremos la oportunidad de ir mostrando a nuestros pequeños que existen modos de vida muy distintos, que son privilegiados de haber nacido donde lo han hecho y que se puede ser feliz con mucho menos.

Podemos aprovechar para a la vez de entretenerlos despertar su curiosidad por otras culturas contándoles historias y haciéndoles partícipes del viaje. 

No tengas miedo y deja que el marque sus límites al relacionarse con los demás. No hay nada más enriquecedor que el contraste cultural y seguro que ellos tienen muchos menos pre-juicios que nosotros.

Dependiendo del tipo de viaje que elijamos tendremos que llevar sacos de dormir, aunque esta opción no es necesaria si nos hospedamos en hoteles, riads, kasbahs, haimas y casas rurales.

Los niños harán que nos acerquemos más a la gente ya que despertarán la curiosidad y se acercarán a ellos dándonos la oportunidad de vivir el país desde más cerca.

Niñas

Seguro médico

Es recomendable hacerse un seguro de asistencia sanitaria en viajes.

En las ciudades hay hospitales mejor o peor dotados a precios razonables, y clínicas privadas mejor equipadas pero también mucho más caras. En regiones rurales solo dispondremos de dispensarios con personal sanitario para emergencias.

Medicamentos

Paracetamol, ibuprofeno, antihistamínico, jabón de manos antibacteriano o desinfectante, vendas, gasas, tiritas, pinzas, repelente contra insectos, pomada para aliviar picaduras, solución de rehidratación oral, crema solar, etc.. Vamos los clásicos para cualquier viaje. Aunque en todas las poblaciones encontraremos farmacias en caso de un apuro.

Comida

La comida en marruecos es fabulosa, pero aunque el niño sea de buen comer, lleva refuerzos como frutos secos o galletas (en los supermercados podemos encontrar de todo). La comida es especiada y puede que los niños no estén acostumbrados, pero la dieta marroquí es muy variada y tendrás muchas opciones para elegir. En la costa, se puede tomar un pescado y marisco delicioso a precio muy asequible. Los desayunos son inolvidables y los zumos recién exprimidos fantásticos. En zonas turísticas encontraremos restaurantes con comida internacional.

Marruecos con niños pero sin uno de los progenitores

Algo que cada vez ocurre más a menudo. En este caso mejor llevar el libro de familia, aunque con los pasaportes y si uno de los progenitores viaja con ellos no tendremos ningún problema.

Ropa

La temperatura nocturna y diurna son extremas por lo que deberemos meter pantalón largo y jersey, así como zapatillas cómodas para andar..

Silla del coche

Nuestros vehiculos disponen de silla infantil, no teneis más que decirnos las edades de los niños. Para el caso de alquileres de coche o autocarvanas consultar precios, a veces merece la pena traerlo ya que puede costar más que el propio alquiler. Consultanos y te asesoraremos al respecto.

Coge algún juguete de casa que siempre les gusta y…

¡!!OS ESPERAMOS!!!

Blogs de interés:

 - Marruecos con niños

- Con peques

- Viajar por Marruecos

Marruecos con niños